El primer revés hongkonero

Hong Kong es un paraíso natural. La imagen que teníamos de esta excolonia del Reino Unido es la de una ciudad de rascacielos y avenidas de centros comerciales. Y ciertamente tiene mucho de esto pero para nuestra sorpresa, también está llena de parajes naturales bellísimos, parques, playas e islas donde hacer caminatas, excursiones de varios días o ir de acampada. El bosque tropical es exuberante, de un verde puro e intenso. Nos gustó tanto que decidimos quedarnos más tiempo para explorar la naturaleza.

ESP=  ENG=

La llegada a Hong Kong fue más complicada de lo que preveíamos. El tren que nos llevaba al aeropuerto en Shanghai tardó hora y media más de lo previsto y perdimos nuestro vuelo ¡por cuatro minutos! Acababan de cerrar la facturación y por más que suplicamos no conseguimos doblegar el corazoncito de aquel chino. Así que empezó el periplo en el aeropuerto para encontrar otro vuelo que cumpliese las tres condiciones mágicas: que fuese para ese mismo día porque nos caducaba la visa y teníamos que salir de China (cuando viajas a Hong Kong sales del país), que fuese económico y que no llegase demasiado tarde para que pudiésemos ir a la granja de Teressa en Hok Tau (recordad, el pueblo más pequeño del universo). Como la magia no siempre funciona, solo se cumplió una condición y al llegar tuvimos que dormir en el aeropuerto.

Pero Hong Kong tenía preparada otra sorpresa para nosotras, en concreto, para mí. A la mañana siguiente cogimos dos autobuses hasta la granja. Una vez allí y hechas las presentaciones me di cuenta de que no tenía mi teléfono. Lo había perdido en el primer autobús y por mucho que lo buscamos no hubo manera de encontrarlo. Debo reconocer que tardé unos días en recuperarme del sofocón de los últimos acontecimientos. Aunque por otro lado, este último suceso también nos brindó la oportunidad de vivir un momento surrealista en la comisaría del pueblo. A la señorita que nos atendió no le importaba lo más mínimo el motivo de nuestra denuncia, ni cómo había desaparecido mi teléfono. Todo su afán era saber nuestra dirección y entender cómo era posible que dos españolas conocieran Hok Tau, y peor aún, que vivieran allí en una granja. La pobre tuvo un cortocircuito. Nosotras nos mirábamos a punto de estallar de risa. Necesitaba desesperadamente saber nuestra dirección, así que buscamos la página de la granja en Internet en su móvil y llamó varias veces hasta que consiguió la dirección que nosotras no pudimos facilitarle. Solo entonces, y sin preguntarme lo que había pasado (es cierto, todos sabíamos que el teléfono no iba a aparecer), escribió lo que le vino en gana y se quedó tan pancha. Cuando empecé a contarle lo que sucedió ya tenía el parte firmado y sellado.

Lo que nos llamó la atención desde el primer momento que llegamos a Hong Kong es que es una ciudad para sus ciudadanos. Los transportes y servicios públicos, los parques, todo está perfectamente organizado y adaptado para personas con discapacidad. Es una ciudad pensada para facilitar la vida a la gente y eso se siente.

ESP=  ENG=

Y si no, que se lo pregunten a esta señora

Hong Kong es una Región Administrativa Especial de China desde el 1 de julio de 1997, cuando China y Gran Bretaña acordaron que se respetaría el sistema legal existente antes del traspaso de soberanía durante cincuenta años, hasta el año 2047. Esto significa que mantiene un sistema económico capitalista dentro de un país comunista, su propio sistema administrativo y judicial y el de aduanas y fronteras externas. De hecho, los ciudadanos tienen total libertad para entrar y salir de la región y viajar al extranjero, conducen por la izquierda, hablan cantonés y no mandarín (el idioma oficial en China) y no se necesita visado para entrar, simplemente un permiso que te sellan en la frontera. Vamos, es otro mundo.

ESP=  ENG=

La Avenida de las Estrellas

ESP= ENG=

¿Quién se atreve a superarlos?

_MG_8510

El puerto Victoria y el otro lado de la bahía

ESP=  ENG=

ESP=  ENG=

La bahía de Kowloon

ESP= ENG=

 ESP= ENG=

ESP=  ENG=

El pescadero del barrio… mie-di-to

ESP= ENG=

La piscina pública en medio de la ciudad, para todos

Hong Kong está formado por más de 200 islas, la más conocida de las cuales es la que da nombre a todo el territorio y en la que se encuentra la península de Kowloon y su famoso distrito financiero y comercial. La más grande es Lantau, donde está el aeropuerto, que es una isla muy verde con algunos pueblos de pescadores. Allí fuimos a visitar una de sus principales atracciones turísticas, el buda sentado, y nos encontramos con una exhibición de monjes shaolines en la calle que fue muy entretenida.

ESP= ENG=

El Gran Buda, una estatua de 34 metros de altura en el pico más alto de la isla

ESP= ENG=

Una de las diosas acompañantes del Buda

ESP= ENG=

El ritual de quemar incienso en todos los lugares budistas

ESP=  ENG=

Lamma es más pequeña pero tiene mucho encanto. Muchos expatriados viven aquí y van a trabajar todos los días a Kowloon, que está a menos de media hora en ferry. Por sus calles no circulan coches, solo bicicletas y desde la calle del puerto te encuentras numerosos restaurantes especializados en marisco, algunos pequeños hoteles y muchas tienditas que venden conservas de pescado. El bullicio de la mañana y la alegría que tiene el sitio nos enamoró. Desde allí sale un camino que recorre la isla de punta a punta y que se puede hacer a pie o en bicicleta. En las tres o cuatro horas que dura el trayecto se pasan playas, miradores, acantilados. Las vistas del mar y las otras islas es impresionante. En una de estas playas nos dimos el primer baño del verano (con un poco de miedo de que fuera el último por esode los tiburoncillos que rondan por allí) y celebramos el cumpleaños de Nuria con una cenita muy agradable.

ESP= ENG=

Bicicletas en el embarcadero de la isla de Lamma

ESP= ENG=

ESP= ENG=

Pueblo de pescadores cera del embarcadero en Lamma

ESP=  ENG=

Interior del pueblo de pescadores, lo que no se ve desde fuera

ESP= ENG=

Una de las playas de la isla

ESP=  ENG=

Red para tiburones (es la única de la isla)

Advertisements

2 thoughts on “El primer revés hongkonero

  1. De nuevo gran post… Por 4 minutos ya os podían haber dejado pasar… Estos chinos! Y HK es muy interesante: la gran ciudad mezcla de modernos rascacielos y viejos edificios de apartamentos y en un viaje de metro Lantau, la naturaleza y sus pueblos de pescadores de otro tiempo. Por cierto, unas fotos fantásticas como siempre!

    A seguir!

  2. Genial el post. Impresionantes las fotos… y efectivamente, el pescadero del barrio da más que mie-di-to… ¡Besos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s