Shangai, una ciudad de contrastes

Después de 22 horas en el autobús cama, soportar a un niño pelmazo y tras superar un experimento de criogenia llegamos a Shangai. Íbamos cómodamente tumbadas en nuestras camas litera hasta que empezó a anochecer y a bajar la temperatura del aire acondicionado. Cuando ya no sentíamos nuestro cuerpo vimos que el termómetro marcaba 17 ºC. De vez en cuando subía hasta 21 ºC pero solo el tiempo suficiente para que pudiésemos recuperar el aliento. Además, decidieron parar solo tres veces para ir al baño con lo que las viejecitas, y las presentes, lo pasamos muy mal. El resto, no lo sabemos pero nadie se quejó. Sugerencia para los viajes en bus cama en China: llévate un orinal y un buen abrigo. Después de sobrevivir a este experimento supimos que podríamos con cualquier cosa.

El hotel estaba cerca del metro y bastante bien situado pero nuestra habitación no tenía ventana. En la pared había una cortina corrida que simulaba esconder una ventana detrás. Me recordó a esa película que vi una vez en la que los habitantes de una casa al descorrer las cortinas y al abrir la puerta se daban cuenta de que estaban tapiadas con ladrillos y de que no tenían forma de salir. Menos mal que el agobio se pasó rápido.

Shangai es una ciudad de grandes contrastes. Tradición y modernidad se mezclan por donde vayas. Al recorrer las calles entre edificios futuristas te topas con un barrio tradicional, un templo o un mercadillo. Es como si la ciudad moderna hubiese engullido todo lo que había y así, permitido que se preserve.

ESP= ENG=

Templo del dios de la ciudad (Old City God Temple) en los jardines Yu, en el corazón de la ciudad antigua

ESP= ENG=

Tienda de sombrillas tradicionales

ESP= ENG=

ESP= ENG=

ESP= ENG=

Vista de Pudong, el centro financiero de Shangai, desde el río Suzhou

ESP= ENG=

Vista del puente Waibaidu y del Consulado Ruso

Distrito financiero de Pudong visto desde el Bund, uno de los símbolos de Shangai.

Distrito financiero de Pudong visto desde el Bund, uno de los símbolos de Shangai.

El Bund, símbolo de Shangai frente al río Huangpu

El Bund, símbolo de Shangai, frente al río Huangpu

ESP= ENG=

Distrito financiero de Pudong

Cruceros por el río Huangpu

Cruceros por el río Huangpu

Un día fuimos a visitar Zhujiajiao, uno de los pueblos del agua o “water towns” más tradicionales de Shangai que tiene 1.700 años de historia. Las casas se distribuyen a lo largo de los canales y la gente vive ajena al turismo que llega hasta allí. Es muy agradable pasear por las callecitas, cruzar los puentes y tomar una taza de té o de café en los agradables cafés del gran canal. Un sitio encantador que está a algo menos de una hora de la ciudad y al que se puede acceder en un servicio especial de autobús desde la Plaza del Pueblo (People’s Square).

ESP= ENG=

Templo en los preciosos jardines Kezhi, en Zhujiajiao

ESP= ENG=

Paseando por uno de los canales

ESP= ENG=

Casa y zona de almuerzo bajo el puente en los jardines Kezhi, Zhujiajiao

ESP= ENG=

Restaurantes a orillas del canal principal en Zhujiajiao

ESP= ENG=

ESP=  ENG=

Es carne pero no llegamos a probarlo

Uno de los muchos puentes de Zhujiajiao

Pero lo que más nos gustó de Shangai es el pequeño restaurante que teníamos al lado del hotel y que llevaba una familia de chinos musulmanes. Solíamos ir todos los días y elegíamos las sopas por lo que pedían en las otras mesas y les freíamos a preguntas sobre las imágenes que tenían colgadas de los diferentes platos. Cuando entrábamos sonreían, no sé si por miedo a ver qué les preguntaríamos ese día o porque nos lo pasábamos muy bien. Solíamos quedarnos después de la cena “charlando” con ellos y así aprendimos muchas cosas útiles. Nos enseñaron los símbolos para contar con las manos en chino y muchas palabras nuevas que nunca fuimos capaces de pronunciar bien.

Advertisements

Excursión al Parque Nacional de Shivapuri Nagarjun

El parque Nacional de Shivapuri se encuentra al norte del valle de Katmandú, a unos 25 km de la ciudad. Después de recoger a Ashish y tras varios autobuses llegamos a Budhanilkantha, el pueblecito que se encuentra justo en la base de la colina que le da nombre al parque. Lo primero que hicimos fue visitar el templo de Budhanilkantha y lo que vimos nos dejó maravilladas: allí, en medio del agua, yace una impresionante estatua de piedra de 5 metros de longitud de Narayan, una de las reencarnaciones del dios Visnu. La imagen duerme sobre una serpiente y en esos momentos unos niños vestidos de monjes la estaban lavando con agua y poniéndola flores. Esta imagen durmiente es uno de los lugares de peregrinación más importantes en el valle para hinduistas y budistas.

ESP=  ENG=

Imagen de Narayan, una de las reencarnaciones del dios Visnu

ESP=  ENG=

Monjes lavando la imagen durmiente de Narayan

Mientras subíamos los dos kilómetros que nos separaban de la entrada del parque, Ashish estuvo recogiendo hojas y plantas del camino y explicándonos sus propiedades medicinales. Incluso probamos algunas de ellas. Fue muy divertido, nos sentíamos igual que sus vacas sagradas, solo esperábamos no tener diarrea sagrada al día siguiente. La entrada al parque cuesta 5 dólares y está custodiada por unos militares del ejército que anotan muy concienzudamente tus datos en una libreta. La excursión fue muy agradable. Ashish nos llevó a ver un templo budista y tras varias horas de caminata nos sentamos a tomar el almuerzo. No nos dejó tomar el picnic que habíamos preparado porque había llevado algo especial para nosotras. Eran unas bolas hechas de caña de azúcar y garbanzos rebozadas en harina de centeno, superenergéticas. Después tuvimos que tragar, literalmente, la harina sobrante directamente en la boca con agua. Nos pusimos de harina hasta las orejas. Para beber durante el camino trajo una botella de zumo de caña de azúcar que había preparado y que resultó muy refrescante.

ESP= ENG=

Ashish informándonos en la entrada

ESP=  ENG=

Un árbol del parque

ESP=  ENG=

Vista del parque

Por la tarde llegamos al nacimiento del río Bagmati. Este río sagrado cruza toda la ciudad y sirve de basurero para gran parte de la población. Aquí en Nepal no hay servicio de recogida de basuras, al menos no regularmente, así que la gente la tira donde puede. El río es una buena opción porque gracias a Shiva llega el monzón y se limpia todo rápido. Pero en el parque es diferente. El nacimiento del río Bagmati es un lugar de paz y armonía. El agua corre limpia, todo está verde y en todas partes pueden verse las típicas banderas de plegaria de colores que traen suerte y protegen el lugar.

ESP= ENG=

Lugar de nacimiento del río Bagmati

ESP= ENG=

La estatua de Shiva preside el lugar

ESP= ENG=

Nacimiento del río Bagmati

ESP= ENG=

Representaciones de Shiva y Parvati

ESP= ENG=

ESP=  ENG=

Banderas de plegaria de colores

Cuando subimos al punto más alto empezó a llover a cántaros y tuvimos que refugiarnos en la casa del baba que vive allí todo el año. Los babas o shadus son hombres santos que han decidido llevar una vida asceta y renuncian a todo lo material y terrenal. Este baba, a mi, no me pareció muy asceta, aunque supongo que habrá diferentes tipos de renuncia. El caso es que el hombre, muy amable, nos invitó a tomar un té mientras veíamos como corrían ríos de agua por el camino. Afortunadamente no tardó mucho en dejar de llover y pudimos bajar y ver los bonitos rododendros que aún no han terminado de caer con las lluvias. Esta flor roja es la flor nacional de Nepal y aparece en su bandera. Por cierto, como curiosidad, la bandera de Nepal es la única del mundo que no tiene forma rectangular.

ESP=  ENG=

Vista desde la casa del baba

ESP=  ENG=

El baba preparando té. Baba también significa padre o abuelo.

ESP=  ENG=

Vista del parque

ESP=  ENG=

Uno de los rododendros que se encuentran abundantemente en el parque